Bloqueadores de la pubertad en criaturas trans*. ¿Qué sabemos?

Actualizado: 23 sept 2021

Hemos reflexionado sobre los retos del inicio de la pubertad en una critura trans*. Conocemos los primeros signos y la evolución de esta etapa. Sabemos que vamos a tomar decisiones basadas en la incertidumbre. Pero quizás necesitas información sobre el uso de bloqueadores de la pubertad en criaturas trans*.


Los bloqueadores de la pubertad frenan o impiden la activación del centro cerebral regulador de las hormonas sexuales (hipotálamo e hipófisis). Con ello consiguen anulan el funcionamiento del órgano capaz en el cuerpo de producir hormonas sexuales (ovario o testículos). Si se administran antes de que estos órganos sean maduros, se impide su función hormonal, sexual y reproductiva. Y, evidentemente, se evita o se frena el desarrollo de las características sexuales, correspondientes a las hormonas producidas por estos órganos.

Su utilización puede ser útil para algunas criaturas trans*, pero no en otras. Para todas ellas, dada su edad, les puede resultar muy difícil entender y decidir en función de sus ventajas o desventajas. Por ello serán los curantes1, quienes tendrán que reflexionar sobre su uso, decidir si es apropiado para su criatura y hacerle partícipe en las decisiones que se vayan tomando.

1 Curantes. Del latín cura Cuidado. Incluye todas las personas que tienen un cuidado directo de una criatura en un ámbito familiar diverso.

Kasa Trans* desea informarte sobre los bloqueadores de la pubertad en una criatura trans*

Bloqueadores de la pubertad más utilizados

Su vía de administración es intramuscular con periodicidad mensual o trimestral. Normalmente, si se empieza a los primeros signos de desarrollo puberal se recomienda la pauta trimestral. Si ya ha habido un cierto desarrollo puberal es mejor administrar los 3 primeros meses la pauta mensual y continuar con la pauta trimestral.

Sus nombres comerciales son:

  • Tryptorelina (Decapeptyl®): La dosis mensual es de 3,75 mg cada 28 días y la trimestral es de 11,25 mg.

  • Acetato de Leuprolide (Procrin Depot®): La dosis inicial recomendada es de 0,3 mg/kg (mínimo: 7,5 mg) cada 28 días.

Efectos del uso de bloqueadores de la pubertad

  • Si ya hay un cierto desarrollo del botón mamario y aumento de la areola, puede desaparecer la esta glándula mamaria inicial a los 3 meses de iniciar el tratamiento. Si el desarrollo mamario ya es muy evidente puede disminuir un poco su tamaño pero no desaparecerá.

  • El tono de voz no progresará. Se mantendrá en la de la etapa prepuberal o en el tono que se tenga al empezar el tratamiento.

  • El pelo púbico, que depende de la producción de testosterona en las glándulas suprarrenales progresará más lentamente durnate el tratamiento.

  • El pelo corporal y facial permanecerá igual al que haya al inicio del tratamiento.

  • Se detiene o se impide el desarrollo de los genitales internos y externos.

  • Si se inician antes de la aparición de sangrados menstruales, la impedirá. Si se inician una vez han empezado los sangrados menstruales, en unos 3 meses desaparecerán.

  • El deseo sexual y la respuesta genital será la misma de la etapa prepuberal

  • El crecimiento a partir de su administración será la correspondiente a la etapa prepuberal: unos cinco a seis centímetros anuales.

  • La densidad de la masa ósea se mantendrá a los niveles adquiridos hasta aquel momento y durante el tratamiento no progresará. Al año de tener hormonas sexuales en el cuerpo se llegará a los mismos niveles que cualquier persona de su edad.

  • Mejoran el bienestar emocional de las criaturas trans*.

Si en cualquier momento se dejan de administrar re recupera la función del centro regulador de las hormonas sexuales (hipotálamo e hipófisis) en pocos meses. Se reanudaría la función del órgano productor de hormonas sexuales en su cuerpo, a menos que se administren hormonas sexuales acordes con la identidad de la criatura.

Uso de bloqueadores de la pubertad en criaturas trans* que requieren una valoración individualizada de los riesgos y beneficios en la salud

  • Alergia a los bloqueadores puberales o a los excipientes que llevan. Es muy poco frecuente. Es muy poco frecuente.

  • Estados depresivos en tratamiento. Pueden empeorarlos, aunque es poco habitual si la depresión está relacionada con su identidad trans*.

  • Síndromes hemorrágicos. En criaturas con alteraciones en la coagulación (mayor propensión a los sangrados) podrían producirse hematomas con la administración del os inyectables.

  • En cualquier enfermedad asociada deberá hacerse una valoración individual.

  • Tumores benignos de la hipófisis. Podrían condicionar su aumento de tamaño con dolores de cabeza y alteraciones visuales.

Efectos adversos a corto plazo con el uso de bloqueadores de la pubertad

En general los bloqueadores de la pubertad se toleran muy bien con pocos efectos adversos. Bastante excepcionalmente pueden producir

  • Sangrados vaginales en los primeros meses de haber iniciado el tratamiento. Esto es más habitual si ya se tenían estos sangrados. Es muy poco frecuente si antes no ha habido sangrados.

  • Reacciones locales a la administración de los inyectables (enrojecimiento, inflamación/infección, dolor, etc.)

  • Dolores de cabeza, especialmente los primeros días tras la administración

  • Sofocaciones o subidas de calor. Esto es más frecuente en personas que inician estos tratamiento ya avanzada la pubertad.

  • Reacciones alérgicas

  • También puede aparecer con poca frecuencia: aumento de peso, elevación de la tensión arterial, visión anormal o borrosa, dolor y/o malestar abdominal, vómitos, sangrado nasal, sensación de malestar, colores musculares, cambios de humor, nerviosismo y erupciones en la piel.

Efectos adversos a largo plazo con el uso de bloqueadores de la pubertad

  • En adultos este tratamiento puede condicionar osteoporosis (disminución de la densidad ósea) si se toman más de 6 meses, debido a la falta de hormonas sexuales en el cuerpo. En criaturas trans*, se sabe que que mientras están con bloqueadores, su densidad ósea es inferior a criaturas de su misma edad con hormonas sexuales en el cuerpo. Al año de dejar el tratamiento y tener hormonas sexuales recuperan los niveles de densidad ósea que les corresponde por edad y hormonas sexuales presentes.

  • No cambian el metabolismo de las grasas ni el azúcar, por lo que no aumentan el riesgo de problemas cardiovasculares.

  • No cambian el metabolismo de las grasas ni el azúcar, por lo que no aumentan el riesgo de problemas cardiovasculares.

  • Enlantecen el crecimiento respecto a las personas de su edad que ya tienen hormonas sexuales en el cuerpo y iniciarán el pico de crecimiento cuando lo dejen en función de las hormonas sexuales que tengan en el cuerpo.

  • Una buena revisión de todos los estudios realizados hasta el momento concluye que los efectos para la salud, aunque no son totalmente conocidos, son razonablemente seguros.

El uso de bloqueadores de la pubertad no es un paso imprescindible en el proceso de todas las criaturas trans*. Es una alternativa a valorar para aquellas criaturas y familias que crean que les pueden ser de utilidad.