Pubertad en criaturas trans* ¡Decidir desde la incertidumbre!

Actualizado: sep 14

La pubertad es una etapa de cambios corporales bajo la influencia de las hormonas sexuales. Tiene una edad de inicio, una duración y una intensidad variable en cada criatura trans*. Ya antes de que aparezcan estos cambios, algunas criaturas trans* pueden sentir un cierto malestar. El simple hecho de pensar en como va a evolucionar su cuerpo les puede dar intranquilidad.

El sistema sexo/género binario sólo contempla dos tipos de cuerpos. Se adscriben a unos patrones rígidos y excluyentes entre si, en función del género asignado al nacer. Entendemos que esto condiciona un sentimiento profundo en muchas criaturas trans* que les hace deseable poder adecuar sus cuerpos trans* a los modelos normativos. Por ello se debe acompañar el malestar que pueda causar la presencia de cambios corporales no deseados. Entendemos también que los curantes1 de estas criaturas trans*, al vivir diariamente este malestar, deseen evitarles los cambios corporales evitables con el uso de bloqueadores puberales, para minimizar su malestar presente y futuro.

1 Curantes. Del latín cura Cuidado. Incluye todas las personas que tienen un cuidado directo de una criatura en un ámbito familiar diverso.

En un escenario social donde se aceptaran todas las identidades independientemente de los cuerpos que tuvieran, probablemente la pubertad de las criaturas trans* les plantearía menos retos tanto a ellas como a su entorno afectivo/familiar.

Kasa trans* quiere darte información sobre algunos aspectos a tener en cuenta cuando una criatura trans* se acerca al inicio de la pubertad

Todas las identidades trans* forman parte de la diversidad humana. Entendemos que solo la criatura trans* sabe cual es su identidad única y las necesidades que pueda tener respecto a ella.

Tomar decisiones desde la incertidumbre

Los curantes tienen un gran conocimiento de estas necesidades. En su acompañamiento diario a sus criaturas tendrán que tomar decisiones, que no siempre serán fáciles. Tenemos nuestras propias creencias respecto a las identidades trans* y a los cuerpos trans*. Por ello, cada familia puede dar opciones distintas en situaciones similares. No hay una mejor que otra. Todas las opciones tendrán sus ventajas y sus desventajas. Además los sentimientos y vivencias de cada criatura y de cada familia pueden ser muy distintos. Ello condicionará que haya caminos y recorridos distintos. Todos ellos son absolutamente respetables.

Cada decisión que se tome, no podrá basarse en parámetros médicos objetivos y claros para considerar unas decisiones mejores que otras. Por ello las criaturas trans* y sus familias serán actores fundamentales de todas y cada una de las decisiones que tomen. Los deseos y necesidades expresadas por la criatura y las reflexiones que les hagan y se hagan los curantes sobre las ventajas y desventajas de cada decisión van a condicionar su camino.

En cada etapa será necesario obtener la información disponible. Existen actualmente pocos estudios clínicos relacionadas con criaturas trans* al inicio de su pubertas. Ello no permite conocer los efectos, a largo plazo, sobre cada una de las decisiones que se tomen.

Actualmente existen procedimientos clínicos y/o quirúrgicos que pueden facilitar algunas decisiones. Sin embargo, hay que tener en cuenta que los cuerpos de las criaturas trans* podrán adecuarse a su identidad sentida siempre parcialmente. Siempre habrá algunos aspectos diferenciales en su cuerpo respecto a las personas cis de su mismo género.

Por ello, no podemos dejar de intentar que todos los cuerpos trans* puedan ser habitables. Es muy importante fomentar la autoestima y la deseabilidad de todos los cuerpos y de sus potencialidades y capacidades. También es imprescindible evitar falsas expectativas que puedan condicionar malestares futuros, incluso en criaturas que tengan acceso a todos los cambios corporales posibles con el uso de preparados hormonales y/o procedimientos quirúrgicos disponibles.

Kasa Trans* te recomienda

Antes del inicio de la pubertad de tu criatura reflexiona sobre tus creencias respecto al sistema sexo/género binario y sobre los cuerpos normativos que impone. Transmitir creencias más abiertas respecto a los roles de género, las identidades de género y los cuerpos trans* puede facilitar que viváis con menos malestar esta etapa, y a su vez minimizar el malestar de vuestras criaturas.

Fomentad la autoestima corporal de vuestra criatura sin crearle falsas expectativas. Es importante que sepa que no todo podrá cambiarse. Que su cuerpo continuará teniendo algunas características que serán trans* siempre o durante mucho tiempo. Que estas características definen la persona que es y que no cuestionan en absoluto su identidad.

Buscad referentes entre las personas trans* adultas, que tengan una mirada crítica hacía esta sociedad binaria que impone transformaciones corporales dirigidas a “normalizar” a las personas trans*. Que hayan sido capaces de celebrar sus cuerpos trans* diversos con todas sus potencialidades y capacidades.

Intentad mirar el cuerpo de vuestra criatura con naturalidad y sin buscar los primeros signos de cambios puberales. Vuestra criatura será la primera en expresaros los primeros cambios que percibe si siente algún malestar. Sólo entonces es importante atender a las necesidades que os exprese. En este momento podéis contactar con profesionales que os den diferentes opciones para dar respuesta a estas necesidades.

Avanzar hacía una sociedad donde los cuerpos trans* sean habitables, visibles y deseables, permitiría que la pubertad de las criaturas trans* fuera una etapa más en su vida