Busca tus estrategias para decir a tu familia que eres trans*

Actualizado: sep 23

Si estás leyendo este post probablemente sea porque ya tienes claro que ha llegado el momento de buscar tus estrategias para decir a tu familia que eres trans*. Ves claro que necesitas explicarles lo que sientes y lo que necesitas pero es muy probable que el miedo te paralice.


El miedo a su rechazo, a que te cuestionen, a que utilicen todos sus argumentos para negar lo que sientes, a hacerles sufrir con tus decisiones, a añadir más preocupaciones a su vida, puede impedir que des un paso que suele ser imprescindible para poder avanzar. Puede ser que estés llevando desde hace ya bastante tiempo una mochila llena y pesada, con muchos sentimientos y pensamientos que necesitas liberar para poder ser. Es verdad que cuando lo digas vas a sentir una cierta liberación. Pero es muy probable que, durante un tiempo más o menos corto o largo, les pases esta mochila a tu familia. Solo podrán irse liberando con más facilidad si diseñas buenas estrategias para decírselo. Así podrán conocer mejor tu realidad como persona trans*.

Kasa Trans* quiere sugerirte distintas estrategias para decir a tu familia que eres trans* y les necesitas

Hay muchas estrategias y todas ellas son válidas si es válida para ti. Cada persona, en función de su propia manera de ser, elegirá la que se le adapte más. Aquí te describo algunas posibles:

Decírselo en persona

  • Entre personas que se quieren decírselo en persona es un acto de una gran valentía. Aunque podáis tener una relación suficientemente buena o más o menos complicada. A pesar de que creas que por otras situaciones vividas podrán o no entender y aceptar lo que sientes. Aunque tengas la certeza de que vas a añadir miedos y sufrimiento en su vida ya complicada.

  • Si decides decírselo de esta manera, piensa a quién se lo vas a decir primero. Debería ser quien te parezca que pueda reaccionar mejor.

  • Intenta preparar antes qué y cómo se lo vas a decir. Suele funcionar mejor hablar desde tus sentimientos que desde lo teórico. En un primer momento les suele ser de poca utilidad que les des libros o les muestres documentales o videos de otras personas trans*. Es muy posible que ellos crean que es una idea que ha aparecido hace muy poco tiempo y que está influenciada por amistades o por tu dedicación a ver páginas “raras” en internet.

  • O sea que es importante que les expliques desde cuando sientes que no “encajas”, en que situaciones esto te ha creado malestar, que es lo qué y quiénes te han ayudado a reconocerte como quien eres, quien lo sabe ya y quizás ya te trata como quien eres y desde cuando, si ya has buscado y utilizado un nombre y pronombres en los que sientes más comodidad.

  • También necesitan conocer tus momentos de confusión y al mismo tiempo la tranquilidad que te ha aportado saber quién eres, quizás tus miedos respecto al futuro e incluso a los tratamientos hormonales si los deseas y especialmente la necesidad que sientes de que ellos te acompañen en tu camino como te han acompañado más o menos acertadamente en otros momentos de tu vida.

Decírselo por escrito

  • Cuando el miedo es muy intenso puede ser más fácil escribir lo que sientes y necesitas que explicárselo directamente.

  • Las recomendaciones sobre el contenido del escrito son las mismas que las descritas en el párrafo anterior.

  • Al escribir tenemos más serenidad y tranquilidad, nos expresamos mejor, podemos releerlo y rectificar algunos párrafos, no nos interrumpen ni palabras ni miradas ni gestos que nos pueden paralizar o hacer que, con los nervios, demos respuestas inadecuadas.

  • Evidentemente tendrás que decidir cuándo se lo das, si te parece más sencillo estar lejos o cerca en aquel momento.

  • Pueden reaccionar con el silencio, a pesar de que tu escrito les despierte un gran carrusel de emociones. Si es así, su silencio es el resultado de su propio proceso de transición y su incapacidad para expresar lo que sienten. En estos casos tendrás que tener un poco de paciencia, dejarles un cierto margen de tiempo e insistir de nuevo. La mayor parte, sin embargo sentirán la necesidad de hablar de este escrito en persona.

Buscar cómplices en la familia para decírselo

  • A veces, aunque querrías, no encuentras fuerzas suficientes para decírselo a tus familiares más directos. Pero necesitas hacerlo.

  • Puede ser útil encontrar cómplices en el entorno familiar. Cualquier familiar que creas que es el que mejor pueda entender y aceptar lo que sientes. Puedes contárselo siguiendo los mismos pasos que hemos contado en cualquiera de los apartados anteriores.

  • Conseguir que alguien de tu familia entienda lo que sientes, es sin duda un apoyo muy potente. Puede simplemente transmitir a tus padres lo que sientes o estar a tu lado cuando se lo digas o les escribas.

Otras estrategias para decírselo

  • Algunas personas trans* han mandado un wats muy sencillo, otras se han cambiado el perfil en las redes sociales y han dejado abierto algún dispositivo para que pudieran verlo los padres, otras han dejado documentos sobre personas trans* en su habitación, otras han aprovechado una celebración familiar (Navidad, aniversarios, etc) para anunciar la noticia, otras han escrito una carta a los Reyes Magos, con sus deseos, otras han aprovechado que están fuera del domicilio familiar y lo han dicho por videoconferencia, otras se lo han dicho a algún profesional del entorno educativo o de la salud para que sea quien lo comunique a la familia etc.

  • Seguramente hay muchas otras estrategias que pueden utilizarse

Kasa Trans* te recomienda

Para que tu familia pueda entender lo que sientes y necesitas y te acompañe, necesitarás diseñar la estrategia en la que sientas más comodidad. No hay una estrategia mejor que otra. La estrategia que elijas es la que tu puedes elegir.

Explicar lo que sientes y necesitas, todos tus malestares, miedos, éxitos y búsquedas que te hayan ayudado a encontrar que simplemente éste es el camino en el que quieres estar, facilitaran que tu familia pueda entenderte y acompañarte.

Tu familia necesitará su propio tiempo de malestar, miedos, éxitos y búsquedas para poder entenderte y acompañarte. Tendrás que tener paciencia y al mismo tiempo ser persistente e insistente en tus necesidades.

A tu familia puede serle muy útil, una vez les has expresado quien eres y tus necesidades, contactar con otras familias que están más avanzadas en conocimiento y acompañamiento de otras personas trans* o conocer los testimonios de algunas personas trans* jóvenes que dan una visión positiva del camino que necesitas hacer o quizás acudir a un profesional que pueda facilitarles su propia transición.


Cualquier estrategia que utilices para decir que eres trans* a la familia es válida si es válida para ti y además si la eliges es porque es la que tu puedes elegir