top of page

Tener dudas sobre si eres una persona trans* o no

Actualizado: 3 jul

Vivimos en una sociedad que asigna el sexo al nacer en función de una pequeña parte del cuerpo: los genitales. Además una vez asignado el sexo, nos clasifica en el género que considera que corresponde a estos genitales. No siempre los genitales definen el género de una persona y en estas situaciones el propio reconocimiento de la identidad de género es mucho más compleja. En estas situaciones, es habitual que haya dudas y algún malestar con el género asignado y surgen preguntas sobre la posibilidad de ser o no una persona trans*.


En un mundo ideal se aceptaría y celebraría la diversidad en la manera de sentir, expresar y vivir el género, no se tendrían en cuenta los genitales para asignarlo y probablemente nadie dudaría en definirse en uno de los muchos géneros que pudieran existir. Cada persona  expresaría su género, con una combinación única de maneras de mostrar su imagen, de expresar sus emociones, de comportarse, de actuar, de querer ser tratada, de ocupar el espacio público y privado, etc. Y esta combinación única, muy probablemente, rompería en la mayor parte de personas, el modelo masculino y femenino que tenemos actualmente de expresar y sentir el género.


En un mundo utópico se aceptaría y celebraría la diversidad en la manera de sentir, expresar y vivir el género. Tampoco se tendrían en cuenta los genitales, ni ninguna otra característica de la imagen corporal para definirlo. En este mundo probablemente nadie dudaría en definirse en el género que sintiera como suyo.

Kasa trans* quiere explicarte porque son frecuentes las dudas si te planteas que quizás eres una persona trans*

Ninguna persona que se siente cómoda con el género asignado al nacer se plantea dudas sobre su identidad de género porque su condición es la esperada socialmente. Cuestionarse la identidad de género puede suceder a cualquier edad o en cualquier momento de la vida, es frecuente que aparezcan muchas dudas  y preguntas y no siempre es fácil encontrar respuestas a las mismas.

Situaciones que hacen más fácil encontrar respuestas

  • Cuando, ya desde la infancia muy inicial, se siente el género con mucha intensidad y se es capaz de expresarlo con mucha fuerza.

  • Cuando se es suficientemente rebelde como para contradecir las normas que marca la policía de género en los roles y estereotipos del género.

  • Cuando el entorno afectivo, familiar y social tiene un concepto menos rígido y más crítico con los roles y estereotipos de género y acepta una cierta diversidad en la expresión de género en algunos espacios sociales, aunque solo se permitan en el ámbito privado.

  • Cuando hay una situación legal que favorece la no discriminación y la igualdad de derechos para las personas trans* y hay protocolos y recursos específicos para aquellas que tengan dificultades en determinados ámbitos.

  • Cuando hay personas trans*, entidades y asociaciones que visibilizan positivamente las vidas de las personas con identidades trans*

Si no se da ninguna de las situaciones anteriores es frecuente que pueda bloquearse total o parcialmente lo que se siente, para adaptarse a las exigencias de género establecidas por la sociedad. Este bloqueo puede persistir durante mucho tiempo, y cuanto más tiempo pase más probable es que, si vuelven a aparecer sentimientos y preguntas replanteándose el género y pueden ir acompañadas de mucha confusión.


Junto a la confusión es frecuente sentir miedo. Miedo al rechazo de las personas queridas y que te quieren, miedo a hacerles daño, miedo al rechazo social, miedo a no poder tener una vida afectiva y laboral como la que desearías. Este miedo añade más confusión a tus dudas y puede condicionar nuevamente el bloqueo de todos estos sentimientos. En función de como sea cada persona, su entorno familiar y social y como viva estos sentimientos, dudas y miedos, quizás continuará la búsqueda de respuestas o quizás se decida permanecer en el género asignado al nacer.


Desde Kasa Trans* Desvelando identidades te recomendamos

Es normal tener dudas porque no es  fácil responder a la pregunta ¿Qué es ser y sentirse mujer? o ¿Qué es ser y sentirse hombre?. Estas dos categorías son muy engañosas y suponen un conjunto de cualidades y conductas que probablemente no nos identifican a nadie al 100%.


Cada persona es una mezcla de una imagen y sentimientos y conductas que van mucho más allá de lo socialmente considerado masculino o femenino.


Piensa en tus miedos para ser consciente de cuáles de ellos pueden ser tan intensos que impidan que puedas entender y aceptar el género que sientes en toda su complejidad y diversidad.


Piensa en si las dudas persistirían si tuvieras la seguridad de que todas las personas respetarían  y celebrarían tu decisión respecto a cualquier cambio en tu manera de ser, estar y expresar el género.


Buscar referentes en personas trans* o relatos, lecturas, vídeos, documentales, etc sobre sus vivencias y recorridos respecto al género puede acercarte encontrar algunas respuestas.

 

Ninguna persona cis tiene dudas respecto a su identidad de género. Ninguna persona trans* binaria o no binaria tendría dudas sobre su identidad de género, si la sociedad respetara igual a las personas cis y a las personas trans*




Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page