Reconocimiento como persona trans* en el centro educativo

Actualizado: sep 23

Lleváis ya un largo camino con muchos pasos dados. Algunos os habrán costado más y otros menos, pero probablemente ya habéis superado muchas etapas. Habéis superado los miedos y dudas iniciales. Habéis decidido dar espacio a vuestra criatura para que se pueda se pueda mostrar tal como es y cómo se siente en vuestro hogar, con la familia extensa, con vuestras amistades, etc. Sentís que vuestra criatura necesita dar un paso más para que se tenga el reconocimiento como persona trans* en el centro educativo: su cole o instituto.


Como en todos los ámbitos de la sociedad, el ámbito educativo tienen sus propias limitaciones a la hora de acompañaros en este paso. No tienen formación suficiente. Además tienen conceptos binarios respecto al sexo y género de las personas. Reconocen dos únicos géneros con cuerpos, actividades, comportamientos y emociones que se adscriben a uno de los dos géneros posibles. Aunque quieran acompañaros, seguramente tendrán dudas y miedos. Desconocen que significa ser trans* y que necesidades tienen. Será necesario vuestro apoyo para que puedan reconocer a vuestra criatura como la persona que es.

Kasa Trans* te quiere informar sobre los pasos a dar para que tu criatura tenga el reconocimiento como persona trans* en el centro educativo

El primer paso será comunicar vuestra necesidad y la de vuestra criatura a la dirección, jefatura de estudios o a quien tutoriza sus estudios. Es probable que pongan en duda esta necesidad. Quizás digan que ellos no han percibido nada. Os pregunten si ya ha sido visitada por alguna profesional de la psicología. Os sugieran que necesitan tiempo para valorar la situación. Quizás os pidan algún contacto profesional para recibir asesoramiento. Muchas veces os dirán que están a vuestro lado, pero no acaben de concretar la fecha en que se reconocerá a vuestra criatura como quien es. De la misma manera que para llegar hasta aquí, habéis vivido todo un proceso, las profesionales de la educación están en el inicio de su proceso. Necesitarán vuestra ayuda para que sea lo más breve y fácil posible.

Les puede ser útil explicar vuestro propio proceso de miedos, dudas y convicciones actuales. Los pasos que ya habéis dado y la “esquizofrenia” que supone para vuestra criatura que en todos los espacios, ya esté siendo quien es, excepto en el espacio educativo. Explicarlo desde el cariño y la confianza que les tenéis suele resultar más eficaz, que situarse en el reproche. Explicarles la necesidad de entender que ni el cuerpo, ni las conductas, ni las emociones determinan la identidad de una persona y que acompañar a vuestra criatura supondrá un aprendizaje significativo para ellos.

Normalmente sus dudas principales suelen ser cuál es su papel y cómo deben actuar También les preocupa saber si existen protocolos oficiales de actuación. No saben como decirlo a sus iguales y les preocupa como puedan reaccionar. También les preocupa como decirlo a otros curantes y como reaccionarán. Por ello habrá que organizar la estrategia más adecuada para vuestra criatura, vosotres y el centro.

Reconocimiento como persona trans* por parte del profesorado

  • El papel del profesorado y demás profesionales del centro ha de estar basado en el respeto a la identidad de vuestra criatura.

  • Deben nombrarle siempre con el nombre y género que le identifica.

  • Se han de responsabilizar de velar para que el resto de alumnado y padres respeten y traten adecuadamente a vuestra criatura

  • No deberán admitir comentarios o conductas que le puedan crear malestar y evitar actividades y espacios segregados por género.

Reconocimiento como persona trans* por parte de sus iguales

  • Es importante decidir quién y cómo va a comunicar el cambio a los iguales de su aula.

  • Puede ser la propia criatura, alguien del profesorado que pueda explicarlo con naturalidad o alguna persona con conocimiento personal o profesional de las realidades trans*.

  • En esta última situación, la criatura puede querer estar en el aula o no, en función de sus preferencias.

  • Puede además utilizarse algún material audiovisual o alguna lectura (cuentos, relato, poemas, etc) de apoyo.

Reconocimiento como persona trans* por parte de todo el alumnado

  • Deberéis consensuar si creéis que es adecuado o no comunicarlo al alumnado de alguna otra aula o de todas.

  • No suele ser recomendable exponer la condición de vuestra criatura a todo el alumnado del centro.

  • Puede ser recomendable hacer alguna tutoría a todo el alumnado sobre respeto a todas las diversidades, incluyendo las identidades trans*.

Una vez consensuado todo esto ya puede ponerse fecha al día de la socialización de vuestra criatura en el centro. Se ha de dar un cierto margen de tiempo para que el profesorado y resto de profesionales del centro tengan información de cómo actuar y sean sensibles a acompañar a vuestra criatura en este proceso. Pero este plazo no debería ser mucho más largo de un mes.

Kasa Trans* os recomienda

La socialización de vuestra criatura en su centro educativo es un paso esencial en su proceso. Aunque os pueda parecer complicado, en general es más fácil que muchas de las etapas que habéis vivido.

Preparad bien la estrategia para comunicarlo al centro. Así podréis dar respuesta a la mayor parte de sus dudas y miedos, desde la comprensión de su desconocimiento y vuestra seguridad de que, aunque al principio pueda ser más o menos fácil para ellos, os van a acompañar. Hablad con vuestra criatura de cual va siendo el plan de acción e incorporadle a la mayor parte de las decisiones que toméis. No olvidéis que probablemente ella ha pensado incluso más veces que vosotres en este momento y sabe cómo le gustaría a vivirlo.

Contactad con otras personas trans* o familiares de personas trans* que hayan hecho procesos similares, porque, aunque cada camino tiene sus variaciones, pueden darte nuevas estrategias o pueden reafirmaros en vuestras decisiones.

Ofreced a la escuela, si lo necesita, el contacto con otras personas trans*, familiares de personas trans* o profesionales que haya acompañado en procesos similares.


Si en el ámbito educativo entienden que ni el cuerpo, ni las conductas, ni las emociones determinan la identidad de una persona, estamos avanzando hacía una sociedad menos binaria.