Anticoncepción en personas trans* ¡A veces es necesaria!

Actualizado: 28 sept 2021

Las personas trans*, como las personas cis, son personas sexuales. Por ello su vida afectiva y sexual es una parte muy importante de su desarrollo personal. Hay una amplia variedad de cuerpos posibles en las personas trans*. También hay una amplia variedad de cuerpos posibles con los que pueden relacionarse. Ello va a condicionar que, en algunos casos, sea necesario prevenir el riesgo de embarazos no deseados. En estas situaciones, es útil tener información sobre distintas posibilidades de anticoncepción en personas trans*.


Para que haya posibilidad de embarazo se han de relacionar sexualmente personas que tengan unos cuerpos y una actividad sexual determinada. Es posible un embarazo, si hay actividad sexual vaginal entre una persona con vagina, útero y ovarios y una persona con pene y testículos.

En el caso de las personas trans* que utilizan preparados hormonales, el riesgo de embarazo, lo determinará también la dosis que utilicen y el tiempo que hayan estado utilizándolos.

Kasa Trans* quiere informarte de en qué situación es necesaria la anticoncepción en personas trans* con riesgo de embarazo y cuáles serían los más adecuados.

La anticoncepción en personas trans* puede ser necesaria. Para ello es imprescindible que una persona que tiene vagina, útero y ovarios tenga actividad sexual vaginal con una persona con pene y testículos.

Situaciones en las que es necesaria la anticoncepción en personas trans*

  • En personas trans* con vagina, útero y ovarios. Con el uso de testosterona a dosis máximas suele desparecer la menstruación en unos 3 a 6 meses. A partir de seis meses sin tener la menstruación, el riesgo de embarazo es altamente improbable. Si se disminuye la dosis puede reactivarse la función del ovario en unos 3 meses. Este cambio condiciona riesgo de embarazo desde el principio. Lo mismo sucedería en estas personas si dejan la testosterona. En estas situaciones y si hay actividad vaginal con una persona con pene y testículos, es necesaria la anticoncepción, si se quiere evitar este riesgo.

  • En personas trans* con pene y testículos. El uso de antiandrógenos y estrógenos a dosis máximas disminuye su capacidad reproductiva. Se supone que a los 6 meses de hacer este tratamiento o si los niveles de testosterona están en valores de normalidad femenina, es altamente improbable el riesgo de embarazo. Si se disminuyen las dosis puede reactivarse la función del testículo rápidamente. Este cambio condiciona riesgo de embarazo desde el principio. Lo mismo sucedería en estas personas si dejan los estrógenos y antiandrógenos. En estas situaciones y si hay actividad vaginal con una persona con vagina, útero y ovarios es necesaria la anticoncepción, si se quiere evitar este riesgo.

Posibilidades de anticoncepción en personas trans* en situaciones y actividad sexual con riesgo de embarazo


Preservativo

  • Además de evitar el riesgo de embarazo, evita las infecciones de transmisión sexual. Es esencial hacer un uso correcto del mismo para evitar embarazos.

Anticoncepción con estrógenos y/o progesterona

  • Todos ellos son muy eficaces y seguros si no hay contraindicaciones médicas. Pueden condicionar modificaciones corporales no deseadas por efecto de los estrógenos y/o la progesterona. Pueden revertir algunas de las modificaciones corporales conseguidas con la testosterona.

  • Preparados de estrógenos y progesterona. Pueden utilizarse pastillas diarias, parches semanales o un anillo vaginal mensual. Desaparece la menstruación si se administran continuadamente, sin la semana de descanso. Si hace este descanso la menstruación suele ser de menor cantidad, duración y dolor.

  • Preparados de progesterona. Pueden administrarse en pastillas diarias, inyección trimestral o implante subcutáneo cada 3 o 5 años. A menudo desparece la menstruación. Pero es frecuente la aparición de sangrados esporádicos, de cantidad, duración y dolor escasos. Condiciona menos modificaciones corporales no deseadas que los anteriores. También hay una menor regresión de las modificaciones producidas previamente por la testosterona.


Dispositivos intrauterinos

  • Son muy eficaces y seguros si no hay contraindicaciones médicas. No condiciona modificaciones corporales no deseadas. Tampoco hay regresión de las modificaciones producidas previamente por la testosterona. Su colocación es ambulatoria y deben realizarla profesionales con experiencia

  • Dispositivos intrauterinos sin hormonas. Su eficacia dura de 3 a 5 años, dependiendo del modelo. No evitan las menstruaciones. Pueden ser de mayor duración, cantidad y dolor, en algunos casos.

  • Dispositivos intrauterinos con progesterona. Su eficacia dura de 3 a 5 años. La progesterona disminuye el crecimiento del endometrio. A menudo desparece la menstruación. Es frecuente la aparición de sangrados esporádicos, de menor cantidad, duración y dolor..


Diafragma con crema espermicida

  • Es un método de barrera, que se utiliza en cada actividad sexual vaginal. Se necesita hacer una medición para saber la talla También hay que aprender a colocarlo adecuadamente en la vagina. Su eficacia es un poco menor que los anteriores métodos. No evita las infecciones de transmisión sexual. Puede ser útil para personas trans* que tengan un riesgo bajo de embarazo. Por ejemplo cuando se toman dosis de testosterona y hay ciclos menstruales muy espaciados.

Contracepción de emergencia o pastilla del día después

  • Es necesaria cuando ha habido una situación y actividad sexual con riesgo de embarazo y no se ha utilizado ningún método anticonceptivo. Hay preparados de progesterona que son eficaces en los siguientes 3 días. El acetato de ulipristal es más eficaz. Actúa inhibiendo o retrasando la ovulación. Disminuye la posibilidad de embarazo en los 5 días siguientes . Ambas son mucho más efectivas si se toman antes de que pasen 24 horas. También puede utilizarse un dispositivo intrauterino en los 5 días siguientes.


Kasa trans* te recomienda


Como persona trans* valora si en tus relaciones sexuales puede haber riesgo de embarazo. Es importante tener en cuenta tus posibilidades reproductivas. También las de la persona con quien tienes estas experiencias.

Si no hay riesgo de embarazo, no necesitas anticoncepción. No olvides utilizar barreras si hay riesgo de contagio de infecciones de transmisión sexual.

En cualquier situación y actividad sexual con riesgo de embarazo utiliza anticoncepción. Busca la que sea más adecuada para ti. Para ello valora tus circunstancias y las de tu pareja sexual.

Si la necesitas pero no utilizas anticoncepción evita actividades sexuales que aumenten su riesgo. Si no has podido evitarlo, plantéate el uso de la contracepción de emergencia o pastilla del día después.

Hay algunas corporalidades, situaciones y actividades sexuales con riesgo de embarazo que hacen recomendable el uso de anticoncepción en las personas trans*