Aceptarse como persona trans* ¡Todo un reto!

Actualizado: 29 sept 2021

Tras un proceso más o menos largo ya te identificas como persona trans*. Quizás esto te permite que te sientas mejor, porque ahora puedes entender más algunas situaciones y emociones que has vivido. Es muy probable que ahora puedas empezar a preguntarte que necesitas para ser, estar y vivir como quien sientes que eres. Pero también es probable que sientas una cierta incomodidad y miedo ante este descubrimiento. Porque no siempre es fácil aceptarse como persona trans*.



También es posible que tras un camino más o menos largo en tu transición, quizás muchos años después, continúes teniendo dificultades para aceptarte como persona trans*.

Kasa Trans* desea que entiendas la necesidad de autoaceptarte como persona trans*

En un mundo utópico se respetaría y celebraría la diversidad de cuerpos y de identidades de género. Este sería un mundo donde todas las personas celebrarían su propia identidad y sólo necesitaran expresarla, como quisieran expresarla. En nuestro mundo real hay muchas dificultades para lograr la aceptación de cuerpos, expresiones e identidades de género diversas. Ello condiciona que algunas personas trans* vivan con mayor o menor dificultad sus cuerpos y su manera de ser, estar y vivir en este mundo.

Distintas posibilidades en el camino de la autoaceptación como persona trans*


Bloqueando la identidad

No es infrecuente que algunas personas que se identifican como trans*, intenten bloquear lo que sienten. Algunas de ellas cuando identifican quienes son, pueden sentir miedo a cuál será su futuro. Si el miedo es suficientemente potente, es probable que intenten negar su condición y se esfuercen en adoptar el rol del género asignado al nacer. Esta situación puede durar desde pocos meses a muchos años o incluso toda la vida. La mayor parte de veces, esto en algún momento crea malestar, porque es difícil vivir no siendo quien eres en realidad. No puede esconderse la identidad porque expresa quienes somos como personas.

Asumiendo la identidad pero con malestar

Desde el principio de identificarte como persona trans* o tras un periodo de bloquear la identidad, puedes sentir que el único camino posible a vivir es el que te permite expresar realmente quien eres. Expresar quien eres, muchas veces, puede suponer sentir malestar especialmente con las partes del cuerpo que en nuestra sociedad se asignan a un determinado género. Ello puede condicionar una carrera de fondo para modificar todas estas partes, que no sientes como propias al género que sientes. Quizás crees unas expectativas de cuerpo, que cumpla con los requisitos marcados por el sistema sexo género/binario. Durante este proceso, que es largo porque implica tratamientos hormonales y quirúrgicos, además de muchísimos recursos económicos, el malestar emocional suele ser bastante intenso. Puedes iniciar el largo camino de adaptar tu cuerpo a las normas sexo/género establecidas Quizás obtengas resultados más que satisfactorios para ti, pero puedes seguir sintiendo malestar por algunas diferencias que continúan habiendo respecto al cuerpo cis. Quizás todo el entorno vea un cuerpo normativo respecto a tu identidad sentida. Pero el propio conocimiento de que tu cuerpo es diferente al de un cuerpo cis, puede continuar creándote un cierto malestar. Puede que incluso entres en un nuevo armario para que nadie conozca el largo camino que has recorrido para ser, estar, expresar y vivir como quien eres. Quizás sientas miedo incluso de que puedan descubrirlo.

Aceptando quien eres y lo que tienes

Aceptarse tal como somos con nuestra imagen, nuestro cuerpo, nuestra manera de ser, muestras habilidades y capacidades es un camino que cada una de nosotras debemos recorrer. Llegar a reconciliarnos con quienes somos, mejorando aquellos aspectos que se pueden mejorar y aceptando como son los que no es posible modificar, nos permite ser más felices. Aceptarse como persona trans* significa reconciliarse plenamente con lo que esto implica. Hay muchos aspectos que querremos y podremos quizás modificar, pero otros no. Muchas personas trans* disfrutan de ser y estar como quienes son. Aceptan e incluso celebran algunos aspectos que siempre serán distintos de lo que se supone que es un cuerpo cis en el sistema sexo/género binario. La mayor parte de ellas son muy críticas con la sociedad binaria y sus imposiciones respecto al cuerpo y los roles de género. Esto les permite encontrar un espacio más cómodo donde habitar, reconciliándose con sus cuerpos trans* y necesitando pocos tratamientos hormonales y/o quirúrgicos. Cuando se acepta quien se es, es poco probable que se esconda el largo camino recorrido y no se siente ningún miedo a que puedan descubrirlo, porque se siente satisfacción por todo lo logrado.

Kasa Trans* te recomienda

Si eres una persona que en algún momento te has identificado como trans* y por tus circunstancias estas sintiendo que bloqueas tu identidad y esto no te causa ningún malestar, no es necesario que hagas ningún esfuerzo en cambiar la situación. Pero puedes sentir malestar al respecto, y de hecho es frecuente en la sociedad donde vivimos. Si lo sientes, sería recomendable que contactaras con otras personas trans* que vivan su ser trans* más positivamente o con profesionales que puedan acompañarte.

Si ya has iniciado o has hecho un largo camino en tu transición y lo estás disfrutando, te felicito porque en nuestra sociedad binaria y transfóbica no siempre es fácil conseguirlo. Nos encantaría que colaboraras con Kasa Trans*, porque muchas personas trans* necesitan referentes como tú. También es posible que a pesar de haberla iniciado o haber hecho un largo camino en tu transición, sientas malestar con tu imagen, tu cuerpo o simplemente por el hecho de ser trans*.


Este malestar significa en cierta medida que tienes una dificultad razonable para aceptarte como quien eres, en una sociedad que no lo pone nada fácil. En esta situación es posible que necesites trabajar tu propia aceptación de quien eres. Una posibilidad sería contactar con otras personas trans* que vivan su ser trans* más positivamente o con profesionales que puedan acompañarte.


Aceptarse como persona trans* significa aceptar y celebrar tu imagen, tu cuerpo y tu manera de expresar y vivir el género. Es un camino posible, que aporta un mayor bienestar emocional